Campamentos (I)

Ya se que hay un mes desde la entrada anterior a esta, pero se equivocaría quien crea que he estado ocioso. Ya dije que voy a esquivar lo autobiográfico en lo posible, pero que el mes ha sido muy, casi demasiado, entretenido. Valga con eso.

Volveré a los aspectos de las salidas al campo, las excursiones.
Complementando a la entrada anterior, los itinerarios para la Geología eran preparados minuciosamente; nada a la improvisación. Siempre me ha hecho gracia el oír "vamos a buscar minerales", lo que denota un desconocimiento del concepto de mineral y de roca, y luego para volver con un pedrusquín más o menos bonito y sin saber lo que es. No, las colecciones de minerales se ven en el aula, al igual que las de rocas, aunque estas últimas si se observan o se deben observar también en el campo.
Pues se programaban (hoy se diría que se incluía en el curriculum, y me descojono), excursiones donde se cubría algo de Geomorfología, sobre todo kárstico que estaba muy a mano, medidas de dirección y buzamiento, reconocimiento mediante deducción de rocas sedimentarias (el clorhídrico lo llevaba yo), y realización de algún dibujo a manera de corte geológico con la benevolencia de estos niveles educativos, de alguna estructura más que evidente y facilita de ver:


Desde el Puerto de los Alzares, un anticlinal que quita el sentido mirando al Este, hacia Sierra Gorda.

Algún memo, de los mismos que criticaban a las "Claves de Navarro", opinaba que por mi parte llevar ahí a los alumnos era de locos, que esa zona tenía una tectónica muy complicada; no consideraba que se trataba de ver estructuras y no historiones sobre "Tectónica de gravedad superpuesta" o esfuerzos de cizalla, sino de comprobar que las rocas se pliegan, que se deforman, se fracturan y finalmente plasmarlo en un sencillo corte. Que se aprenda a ver el campo, que no sea ante esa panorámica "mira que pedazo monte".
Cientos de alumnos han hecho ese corte, y añado que en ese mismo sitio una vez realizado, mirando al Oeste se veía un hermoso sinclinal en la Sierra de San Jorge. No encuentro fotos. Hay que tener en cuenta que aquí el fotógrafo casi nunca era yo, ya que estaba en otros menesteres evidentes:


Dando explicaciones previas al reconocimiento de alguna estructura o



Con una ofita en una mano (en la otra una pipa, el chupete de madera), largando cosa fina de subvolcanes, del porqué se llaman ofitas, de su mineralogía, sus usos industriales... geográficamente estamos en Los Molinillos, entre Archidona y Villanueva del Trabuco. Seguro que no olvidan lo aprendido.

También con las previas al kárstico visto en el campo:


Es un complemento de la teoría, pero enfocado a observar formas cáusticas superficiales, lenares y su evolución, tocas y en especial:


el imponente poljé de Zafarraya; en primer término una superficie de lenar; al fondo se divisa Sierra Tejeda .

Siguiendo con kárstico, el Torcal de Antequera es obligatorio, pero huyendo del "geoturismo", se va a aprender, de ahí la charla antes de entrar:


Dada la hora a la que se llegaba, al levantarse siempre tenían los culos mojados, ahora bien, lo disfrutaban de otra manera pero lo disfrutaban:



Evidente.

Dadas las dificultades en los últimos años (a partir de mediados de los 90) de salir los sábados con frecuencia al campo, decidí condensar para los alumnos de Geología de COU, después para los de 2º de Bachillerato (con una Geología algo más light) y en los últimos tiempos para ese engendro de asignatura de Ciencias de la Tierra, todo lo referente a prácticas geológicas en el campo en un Campamento. Fue una feliz idea (no tengo abuela) en la que inicialmente la aportación de Krmela (mi parienta) fue decisiva. Establecimos itinerarios, paradas, observaciones, duración, y lo más decisivo, el alojamiento durante los tres días previstos, y su FINANCIACIÓN. Un éxito.

Antes de completar otros aspectos de estos Campamentos, siguiendo con los geológicos, se ampliaron  los contenidos a canteras (ya antes se alude a las de ofitas), y a la Laguna de Fuente Piedra y a la Peña de los Enamorados.


En una cantera de milonitas: rollo de metamorfismo dinámico. Uso industrial.



Previa en la Laguna de Fuente Piedra; ojo, prioridad la Geología pero sin hacer ascos a las poblaciones de aves en especial a los flamencos.


Fuente Piedra tiene su magia. En primer término no son flamencos, que son muy huidizos; al fondo la Sierra de Teba.

Por ahora ya está bien. Otros aspectos de los Campamentos en la siguiente entrada, pero adelanto que cuando al tercer día se acababa, los alumnos quieran volver a empezarlo, y eso que iban destrozados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario