Marmota tonta

Yo lo que se es que a partir de la célebre película lo de la marmota lo aplicamos a la repetición en el tiempo de los hechos y las cosas, a un bucle con un trasfondo de lo que se repite es mejorable o no lo claramente deseado. Pues eso es lo que nos ocurre con bastantes cosas todos los veranos, pero en éste además sobrepreñado de tonterías, algunas que lo son por su propio contenido, otras por manidas.
Ayer en su artículo semanal, Javier Marías se me adelantó parcialmente con esta idea refiriéndose a dar una y otra vez como noticia el hecho de que hace calor; las entrevistas a sudorosos y los remedios con los que sabiamente nos aconsejan. Fue incompleto y benévolo; incompleto porque no se quiso, o no cayó, entrar en las diferencias entre el calor de "la caló", y de eso en el Sur sabemos un rato; benévolo porque no profundizó en que son las noticias de verano cubiertas por becarios, aunque en este año la cuestión puede verse impulsada por otros factores casi inconfesables que hacen de esta marmota un mamífero especialmente inane, sandio y en definitiva tonto.
Es norma no entrar en política ni futbol, pero creo que otros asuntos de y en este país, merecen más atención y menos farfolla distrayente.
Así, por ejemplo, se nos advierte en una noticia cuya extensión ya quisieran otras, que según sesudos expertos (suelen ser de universidades muy raras) es malo enjuagarse la boca después de lavarse los dientes. Al pronto me imagino que, con cepillo en mano pareceríamos animales rabiosos con la espuma goteando por la boca; huirían de nosotros por muy buen aliento que tuviéramos. Sencillamente, no lo entiendo y pasé del titular inmerecido. Ya puestos se podría afirmar que comer berenjenas da caspa, a cuatro columnas. Todo por rellenar.
Y las reiterativas. Una vez más se saca que en Carratraca, provincia de Málaga, hay diamantes. Una página para repetir como en los años sesenta, que salía todos los veranos, que a principios del siglo pasado se encontró un diamante del tamaño de una lenteja, pequeño y con muchas impurezas que lo hacían desestimable desde todo punto, y aunque cierto es que la roca (sin entrar en cientifismos) pudiera albergar diamantes, eso no es obligado y de hecho así fue, ni para bisutería. Pero no veas el filón estival. En lugar de potenciar Carratraca, aparte de por su balneario que ha sufrido bastantes vaivenes de todo tipo, por su lema acompañante: "Carratraca, donde cada uno fuma de su petaca".
Otra tontería de la marmota, y mientras el cotarro que nos rodea.

Pues vamos a las imágenes:




Una coral, coral. Como adelanté en alguna ocasión, este año las Jornadas de la Asociación se celebraban en Mieres, en el Instituto Bernaldo de Quirós. Ahí estamos los asistentes incluso con el presidente del Consejo Escolar de Estado, de oscuro en el centro y flanqueado por Ana Esther, la directora y hoy ya tesorera de la Asociación, y por Mary Maty (la rubia alta). Hay que tener voluntad y fe en la cosa para prescindir de unos días de vacaciones estivales y venir de toda España a estas Jornadas. Algo tendrán.
Lo cierto es que en esta ocasión, las XIII Jornadas, había elecciones a directiva y éste que lo es no se presentó. Ya estaba muy visto como presidente. Seguro que los nuevos seguirán con este magnetismo hacia el patrimonio de los Institutos. El colectivo ya se ve, buenas personas, sonrientes, maduros y pensando en las próximas que serán en Pamplona.
Los directivos salientes, aunque falta Esther que estaba haciendo honores al Consejo Escolar de Estado, somos los siguientes prendas:


De izquierda a derecha, el que suscribe, Juan Leal, el alcarreño vicepresidente y amigo, Antonio Prado tesorero y amigo (gallego, pero amigo), y Mary Luz la secretaria que seguirá en el cargo, sevillana con las ideas claras y con la que mantengo el mismo grado de amistad.
Ha sido una directiva compacta que casi siempre ha coincidido en la misma escala de valores; en lo fundamental seguro. Aprovecho para dar las gracias y porqué no, envidia de cómo debe funcionar un equipo.

Pues hoy no tocan fotos de "cacharritos" ni "bichitos". Espero que ya liberado de lo anterior tenga el tiempo adecuado para muchas otras cosas, entre ellas este blog.

5 comentarios:

  1. Pues sí. Hablar porque no pueden callar. A ti, que has sido un gran trabajador callado entre el material inmenso de la Cíencia, te debe de resultar especialmente risible tanta tontería. Nos reunimos en septiembre en ser corpóreo y hablamos.

    ResponderEliminar
  2. Cuando menos,refrescante.Enhorabuena y un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues sí Luis, yo también leí el artículo de Javier Marías, nos hablan de lo que quieren y nos tenemos que aguantar, pero también nos podemos vacilar, es decir tomar el pelo en lenguaje canario.
    Respecto a las Jornadas, tú no te vayas tan lejos que te tenemos de Presidente de Honor, muy merecido por cierto, y con mucho acierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, gracias por intervenir. pero lo de Presidente de Honor, con todo lo merecido y demás, me suena a "florero chino"; además, el acierto al que te refieres hubiera sido imposible sin actuaciones de socios como tu. Gracias de nuevo.
      El florero chino.

      Eliminar