Landsteiner

Landsteiner, los tuyos, Don Carlos, tus mulas, esaborío.
De forma que en este periodo que con un tipito juncal estamos superando, con no pocas inercias heroicas ante amenazas de la siguiente guisa: si eres calvo, más coronavirus; si hipertenso, no veas; si gordo, fatal; fumador, el remate de los tomates; mayor de sesenta y cinco ni te digo, y ahora vienen que si el grupo sanguíneo A te da todas las papeletas. ¿Porqué el día que descubriste los grupos sanguíneos, Carlos Landsteiner, no te fuiste de vacaciones a Marina d'Or, o ya puestos a Cancún mismo?. Cuidado que ahora terminan de meterme "el peo en el culo" con lo del grupo sanguíneo. Por tu culpa, listillo.
Y eso que asumo que tengo el A porque me lo dijeron en el campamento de Viator en la mili y así figura en la cartilla militar, entonces verde.
Contaré toda la verdad. Un tiempo antes, los militares del mismo ejército me hicieron otro análisis al pretender ir a Milicias Universitarias en las que por motivos que no proceden aquí, no me admitieron.
Pues nos pusieron pegados a la pared por orden alfabético, venía una especie de carnicerito con una cuchilla y nos hacía el muy sanguinario un corte en el lóbulo de la oreja, y otro, experto en casquerías con un portaobjetos hacía el frotis y a un canasto supuestamente por orden. Y tanto. Al cabo del rato vocearon los resultados, y si salía uno del grupo sanguíneo A (agárrate Landsteiner), venían diez o doce seguidos todos iguales. Lo mismo ocurrió si fuera el B (bastante menos frecuente que el A), B,B,B,B,... y así se evidenció que el grupo sanguíneo iba por la inicial del apellido del aspirante universitario. Ni herencia mendeliana ni  gabinas, que eso son cosas de rojos pornográficos. La cuchilla sin limpiar de uno al siguiente y venga, a acabar pronto. Me fío más de lo de Viator incluso por lo probabilístico; aparte de que se hizo de forma más creíble, el grupo A es el de casi la mitad de la población, y allí, te hacían ver que de individualidades nada de nada.

Pues nada, con complejo de "persona de edad burbuja", nada de viejo ni de edad disparatada que es la que es, a lo largo de este periodo me fijo en que ha existido una parcela zoológica inesperada. Ciervos, jabalíes, ardillas, algún oso que otro y aves olvidadas han vuelto a su sitio, a ese donde nos empeñamos en poner asfalto, casas y oh, terrazas. ¡¡¡Que sería de la Humanidad sin las terrazas!!!, esa epidemia fruto de la ley antitabaco, que en lugar de permitir fumar en los locales siempre que tuvieran un eficaz sistema de extracción de humos, usó la cirugía, venga, todos a la calle, invadamos los espacios peatonales, agredamos al vecindario para que emigre al extrarradio, cambiemos a la librería o al taller por un gastrobar con derecho a terraza. Y eso que en principio algún partido dijo que se opondría, pero se precipitó, se dieron cuenta de los magros ingresos por tasas de ocupación y silencio total.
¿Y de las motos acuáticas y demás embarcaciones?, casi lo mismo. Se han acercado a las orillas tiburones de todo tipo, inofensivos, sin alarmas. Cetáceos en grupo, y eso citando sólo los voluminosos, a saber de boquerones y jureles.
Pero ya cansados, hemos acudido a otros usos zoológicos, al menos para los titulares de prensa. No tiene desperdicio el uso del veneno de los sapos para un ritual supuestamente chamánico, lo del actor porno que pensando no se sabe con cual de sus cabezas se ha cargado a un currito (con carnet de imbécil por lo menos) con la cosa del veneno del bufónido. Ni titulares que se le han dedicado. O lo del cocodrilo en el Pisuerga; éste oyó lo de "aprovechando que pasa por Valladolid" y se dijo, "pues me voy a tomar un Ribera o un Toro, que lo mismo al verme se acojonan y dejan la botella en la terraza".
El tiempo dirá.

Pues esquivando, como de costumbre, el hablar de política, tal como está el patio me he acordado de esta diapositiva para cines, de aquellas que se ponían antes de las películas, unas con un chimpancé vestido de botones diciendo que "prohibido fumar", o la otra con "esmerado servicio de ambigú". Pues conservo esta joya que para algunos no desentonaría en estos tiempos:


No hay que especificar autoría, pero mira por donde la atmósfera actual me recuerda a esta diapositiva en vidrio. Es de 1938, lógicamente, III Año Triunfal.

Toma detalle, Diario Patria de ese día:


Al final, el Himno Nacional en un arreglo, con letra (antes que la de Pemán) y coro de Nemesio Otaño, a la sazón jesuita, compositor y que ocupó relevantes cargos en la época.  Además tocaba la "Orquesta Sinfónica de la Falange".
Mejor dejarlo.

Vamos a las consabidas imágenes de elementos del Museo.


Por seguir con la entrada anterior, elementos voluminosos. Aquí un oso de Asturias. Cierto profesor hace años se empeñaba en decir "un oso del Pirineo", mejor dejarlo. En el catálogo del siglo XIX que es el que vale pone de Asturias, y por mi que le falta la gaita; magnífico ejemplar. Restaurado pero con resultado impecable. Lo que asoma a la derecha es un zorro.

Otra:


Es un bellísimo ejemplar de Pirolusita, bióxido de Manganeso, que como bastantes lectores sabrán, es frecuente que ofrezca esos crecimientos dendríticos que aparecen en las superficies de los estratos generalmente calizos. No seamos pardillos y digamos que "vegetales fósiles". Hacía tiempo que no tocaba a los minerales.

Y como siempre, algún cacharro, en esta ocasión batería de cacharros:


Son seis pilas de Grenet o de bicromato. Dos placas verticales de carbón y en medio una de cinc móvil. Las de carbón hacen de ánodo, polo positivo, y la de cinc de cátodo. Se sumergen en una disolución de bicromato potásico y ácido sulfúrico y....me enrollo con esto de la electroquímica. Total, que dan una corriente de dos voltios. Si alguien quiere los detalles algorítmica y paradigmáticamente, que me lo diga y se los paso.

A ser buenos en esta nueva etapa; mascarillas en el rostro, que aún no respiramos por el codo ni por la muñeca ni por la papada. Todo pasará.






10 comentarios:

  1. Muy pero que muy ameno, e instructivo.Gracias Luis

    ResponderEliminar
  2. Querido Profesor y amigo. Como siempre ameno, con riqueza de argumentos y detalles. Pero lo del grupo sanguíneo , no tiene precio. Parece que igual que sorteaban destinos, guardias ,turnos y " funciones ";el Grupo sanguíneo entraba en el bombo, que despropósito.
    Aunque en mi caso "la mili " solo me costó bajarme el pantalón ( tengo Polio y solo al visualizar mi pierna derecha " tocada " me dieron por " inútil " ) me transportaste a Viator y con tu relato pasé un rato liberador del Covid -19.
    Solo recuerdo al Autor, perdón por la insistencia, que debería atreverse a escribir un libro, compendio de anécdotas y recuerdos dela Granada que bien conoces. Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  3. Rojos pornograficos, me encanta. Y si vamos a las terrazas ni te cuento jejeje.
    Lectura entretenida como siempre Luis, la parte científica muy interesante, las pilas de Grenet

    ResponderEliminar
  4. Querido Luis: no me pase los detalles algorítmicos y paradigmático. Gracias

    ResponderEliminar
  5. La etapa de la mili, qué mítica!
    Ojalá nos vayamos librando.
    Como es habitual, me encantan las imágenes del Museo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Los que somos vascos, nacidos en Granada (porque nos da la gana), tenemos el grupo sanguíneo que queremos. !Y punto!
    Un abrazo.
    José Luis

    ResponderEliminar
  7. Post comentario:
    Después de indagar un poco en el estudio aludido, no puedo por menos que recordar un comentario que hice a los colegas físicos en los días de la vorágine pandémica. Debería declararse una alarma mundial porque el método científico está en vías de extinción. Cuando las investigaciones SOLAMENTE se apoyan en la correlación de datos, a modo estadístico, estamos tirando por la ventana del laboratorio la relación CAUSA-EFECTO. Sin entrar en correlaciones cuánticas ni en bucles del espacio-tiempo, creo que estamos haciendo un pan con unas ....
    José Luis

    ResponderEliminar
  8. ¡Coño! Conocía a Otaño por su manual presolesmense de canto gregoriano, pero no sabía lo de la marcha real ¡Pa ver cosas: estar vivos! Gracias Luis.

    ResponderEliminar
  9. Querido Luis, apañados estamos, yo vivía feliz en la ignorancia de que el grupo A es acumular puntos para el bicho. Esto es un sinvivir, un sindiós, porque no dejan de aparecer ¿estudios? e ¿investigaciones? de (toda=dudosa) índole. Lo dicho antes, estado de alarma para el método científico, nos vamos al carajo. Pero para vacuna, ese 'programazo' del III Año Supercalifragilísticotriunfal: qué cúspide de arte, aunando el misticismo (barrocos y antiguos pasados por un buen tamiz de romanticismo) con lo patrio (la secuencia 'Gavota' seguida de 'Petenera' qué decir, eclécticismo por la gracia de Dios). Me inquieta sobremanera cómo pudieron ser las 'ejecuciones' de la Orquesta Sinfónica de la Falangemetacarpianaustrolopiteca. Esa Danza del Fuego bien podría llegar a ser Fuego de Artillería a cascoporro. En fin, menos mal que alegran la vista y la neurona las piezas museísticas. Quiero un set de pilas Grenet que con 2 voltios se pueden hacer maravillas, juntando unas pocas hasta podríamos electrocutar a algún iluminati... Abrazos profesor.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias a todos los comentaristas; algunos aparte de lo afectivo, por sus aportaciones. No os canséis y seguid, aunque sea para darme un tirón de orejas.

    ResponderEliminar