Horizonte

 Pues no mucho nuevo en el horizonte, que seguimos rodeados y en parte acosados por tanto imbécil negacionista o irresponsable. El 2021 no sugiere al parecer demasiado optimismo aunque la intención del que suscribe sea esa. Llevamos un mes y parece que tras los doce del 2020 se va a ajustar a aquello del "Principio de Inducción Completa": Cuando una verdad se cumple para un valor n, y para el n+1, se cumple para todos los casos. Esperemos que falle, y pronto.

Claro, que en este tiempo, y he dejado pasar un mes más o menos esperando algo casi festivo, las rutinas además de ser ya algo cansinas vienen a ser las mismas, leer, mucho leer (gracias Galdós, ya estoy acabando tus Episodios), informarse a través del ordenador y menos por la tele que ya me da grima: ¿Se enteraron de que nevó en Madrid?, no en Cuenca ni Soria ni Albacete y menos en Berzosa de la Garcipollera, en Madrid y sólo en Madrid, y como de costumbre en el periodismo actual, el corresponsal en medio de un escenario paroxístico dando voces. Pobres periodistas enviados a esos escenarios para comentar lo evidente, aunque algunas imágenes me confirman una moda de vestir, mejor, de no vestir, es la de ir sin calcetines y eso con el frío que hace. A algunos pijos, más de uno, de mi barrio ya lo había visto así, mocasines de marca y el pié desnudo como si fuera verano. La tele me corroboró la moda.
Pues mucho peor, volviendo a los periodistas es a veces, demasiadas, su poca preparación cultural; casi han convertido en muletilla eso de que "aquí estamos a menos diez bajo cero", es decir, a diez graditos de los de siempre, lo que antes era un lapsus tiene ahora entidad de muletilla, o el rótulo que insertaron en unas imágenes de la nevada madrileña: "NEVADA HISTÓRICA, Las ciudades que circuncidan la capital han quedado prácticamente incomunicadas". Es que Madrid es mucho Madrid, no se priva de nada, se hace hasta la fimosis dejando fuera de esa circuncisión a otros núcleos como si fueran restillos de prepucio.
Al dicho antiguo de "químico en Murcia, médico en Cádiz y abogado en Graná, total, na", habría que añadirle "o periodista en la Universidad Rey Juan Carlos", que no se si imparte periodismo, pero por el prestigio, mejor dicho desprestigio ganado a pulso, no me extrañaría.  

La tele, que obligadamente la hemos visto se reconozca o no, nos ha ofrecido un amplio friso para la observación. Una pregunta, ¿Porqué los anuncios de productos para trastornos gástricos siempre se le adjudican a mujeres?, que si ardores o estreñimientos, y sacan una barriguilla en primer plano correspondiente a una sujeta que comienza con carita de tortura y en segundos pasa a la de una liberación placentera. Los hombres al parecer tenemos el tubo digestivo de uralita. Además se disfrazan esos productos con nombres pseudocientíficos; me refiero a ese palabro de "probióticos" que no es más que un amasijo de bacterias saprógenas, formadoras de caca, de las que hay un tercio de peso de forma natural en su composición de toda la vida. En fin, para los hombres se nos reservan los productos limpieza de venas, los milagrosos para bajar colesterol, y aparece una sujeta fiscal que encima de amargarnos la comida se nos remata estúpidamente con un "poca broma".

Pues en cierto programa, y ahora viene la batallita de este abuelo Cebolleta, el arreglarestaurantes Alberto Chicote abordó el asunto de los restaurantes chinos. Bien. Aunque para mi no ofreció nada nuevo y supongo que muchos sospechaban lo encontrado:  Pues cuento, en uno de mis paseos nocturnos siendo concejal de la cosa, Medio Ambiente, Salud y Consumo, me paré junto a un contenedor de basura acompañado de mi perra, una auténtica señora que no hizo el menor gesto, me refiero a que solía acercarse a oler y me extrañó lo estatuario; el contenedor correspondía al restaurante chino de enfrente, lo abrí y sólo había botellas vacías, cartones y plásticos. La pregunta fue inmediata, si cuando vengo, rara vez acabamos el arroz o el cerdo agridulce o lo que sea, ¿dónde están esas sobras?. ¡¡¡Coño!!!, cómo reciclaban. A la mañana siguiente a hacer un recorrido por estos establecimientos y análisis al canto: un atlas de microbiología. El recorte de prensa recoge a sólo seis clausurados, a medida que los análisis se completaban llegaron a ser treinta:


En la misma página el periódico añadió otra de las actuaciones de las que era responsable, la retirada de la vía pública de las motos ruidosas, eso no fue una campaña puntual sino que se añadió a las ordenanzas municipales. 
Víctima indirecta de lo de los chinos fue la periodista que lo sacó. Como se publicaron los nombres de los susodichos, no veas como se pusieron. Se presentaron con cara de pésimos amigos no sólo en mi despacho
sino en el periódico preguntando por ella. Personalmente no volví a poner los pies en ningún restaurante oriental. Creo que fui más contundente que Chicote.

Vamos a un repasito de imágenes del Museo:


Abandonadas tenía a las maquetas del Dr. Auzoux, y para variar ahí va esa de vegetales. Ya se que las vistosas son las de Zoología o de Anatomía humana, los animales al resolver nuestras funciones mediante órganos agrupados en aparatos o sistemas, ofrecemos la posibilidad de varias piezas desmontables; Auzoux, que no era muy proclive a lo vegetal, se centraba en los tejidos componentes de mayores estructuras, pero eso si, siguiendo el máximo detalle como puede verse en la planta y el tronco.

Otra de animales:



Tenía abandonado igualmente el capítulo de frascos, y ahí va ese de la colección de embriones. Se trata de una cesión de mi amigo Ricardo García Carrión que su perra había abortado. Es muy frecuente que los animales aborten espontáneamente cuando el feto no viene bien, y a este le faltaba al menos una pata trasera. Da pena, pero es así.

Y algo de Física:


En efecto, ¡¡¡Premio para el caballero!!!, Disco de Newton. No me extrañaría que muchos lo habrán hecho casi como trabajo manual. Este es de lujo con su montaje en un vástago de hierro y su polea. Como se adivina, al accionarla y girar el disco los colores se suman en nuestro ojo y lo veremos blanco. En este caso y dada la antigüedad del aparato, los colores del disco han perdido algo de su tono original y el resultado es un blanco perláceo, grisecillo. Pero no deja de ser precioso.

Y nada más en este final de enero, no es que sea patriarcal, pero sigo aconsejando prudencia, paciencia y buen humor. Las vacunas como las golondrinas de Bequer.









 

17 comentarios:

  1. Luis,cada vez superas más la resistencia de tus pipas(detabaco)
    ENHORABUENA.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, lleno de sabiduría y de chispa. Tus comentarios sobre los periodistas se quedan cortos. Ni te cuento cómo manejan las matemáticas más elementales: los porcentajes, por ejemplo.
    A seguir. M. Luz

    ResponderEliminar
  3. Sugerencia: el texto "liberación placentera" sustituir por "relajación orgásmica"
    Hay que ponerse al día...
    JL

    ResponderEliminar
  4. Qué observador, cómo relacionaste el reciclaje de la comida de esos restaurantes con el contenido del contenedor!
    Ánimo y a seguir!
    Abrazos
    Mercedes

    ResponderEliminar
  5. Comentario de prueba. A ver si te llega ;)

    ResponderEliminar
  6. Periodismo del sucio, como los tiempos que corren.
    La mejor vacuna, leer mucho.
    Recuerdo vagamente el tema de los restaurantes chinos, apenas era un adolescente.
    Saludos Gran Luis

    ResponderEliminar
  7. Le he dado a “publicar” pero no ha salido mi comentario. Voy a intentarlo de nuevo:
    Periodismo sucio, como los tiempos que corren.
    La mejor vacuna, leer mucho.
    Saludos Gran Luis

    ResponderEliminar
  8. Buen comienzo de año, en tu estilo, crítico y que no decaiga el buen humor!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Francisco28/1/21 0:07

    como los buenos vinos, cada dia mejor, pero algunos queremos que seas "mas productivo" y que tus enseñanzas sean mas periodicas y frecuentes; sigue siendo un frescor para la mente, leerte.- Gracias por estar siempre ahi, Gracias.
    Compartir tu memoria es un placer historico

    ResponderEliminar
  10. Gracias Luis. Lo de los periodistas no tiene un pase, en lo de la nieve y en lo de la pandemia. Claro que sus planes de estudio con una simpleza total, no profundizan en nada, ni siquiera en el estilo de escritura

    ResponderEliminar
  11. A todos los que habéis intervenido, Muchas Gracias en vísperas de otra entrada en la que espero no defraudar. Fuerte abrazo incluso a los intervinieres desconocidos.
    Luis Castellón

    ResponderEliminar
  12. A todos los que habéis intervenido, Muchas Gracias en vísperas de otra entrada en la que espero no defraudar. Fuerte abrazo incluso a los intervinieres desconocidos.
    Luis Castellón

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena de nuevo, Luis. Magníficas medidas que únicamente podrían venir de alguien como tú. Por cierto, pensaba que Auzoux solo hacía maquetas anatómicas humanas o de animales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo2/3/21 9:54

    Eres lo más grande que a parido madre querido Don Luis. Te mando un abrazo desde lo más profundo de mi corazón..Soy Devor.....hace ya mucho tiempo..pero quizás te suene esto..que después de una explicación magistral por su parte...COMO SIEMPRE...le decía...Curioso!ajjaaj Te enviaré un email, me gustaría que pudiéramos hablar...Un beso grandísimo querido amigo mio.

    ResponderEliminar

Gracias por mandar tu comentario. Está pendiente de moderación y lo publicaré lo antes posible.