Fosfatina

Con ese título pueden venirse a la cabeza dos cosas entre otras. Una es un antiguo preparado de farmacia que se les daba a los nenes en edad de crecimiento y que servía de muy poco; fosfato cálcico para los huesos, pero que sin vitamina D y sol sólo provocaba la lógica condinga en el niño ante la cucharada con el polvillo blanco.
La otra es más próxima al lenguaje de los tebeos. Se usaba mucho para expresar que un personaje estaba hecho polvo, cansadísimo, casi derrotado, pues a esta segunda expresión me refiero. Tras un mes de vapuleo en muchos frentes desde la anterior entrada, me han dejado hecho fosfatina. No me ha sobrado el humor como para atender debidamente a estos escritos.

Bueno, algo si, y ahí va la muestra:

El menda regalado. A mediados del mes pasado cumplí mis primeros 75 años. Coincidió que estaba en Soria, y en lugar de una efeméride universal como debía ser, mis compañeros, y sin embargo amigos, de la ejecutiva de la Asociación de Institutos Históricos, me tenían preparado este lote de tres botellas pijiiiiiisimas. Un regalo que caerá en estas fechas. Se complementó con un librito que ya estoy acabando, de temática canaria con toques de intriga. Ese fue personal de la presidenta de la Asociación.

Pues salvando ese momento, que fue hace justo un mes, no hay mucho que aplaudir. Si consideramos aquello de que un pesimista es un optimista informado, pues no veas ya que me chupo diariamente bastantes, quizás demasiadas, noticias. Insistiré no obstante, para que la mella sea mínima, porque desde luego el 2022 se ha lucido y eso que el numero no era feo.
La Guerra de Ucrania, a la que cada día hacemos menos caso, el bloqueo de los de la toga, la dialéctica entre políticos, la impunidad para demasiadas cosas,…el cambio de la Igartiburu por la Obregón para dar las campanadas por la tele, la fascitis plantar de Paquirrín (Dios, que tragedia), la subida mesurada del caviar Beluga y la escandalosa del aceite o del pan (alguien se está forrando sin escrúpulos). Para qué seguir…
Y eso que no destacamos lo suficiente que en España hay cosas que se están conteniendo frente al resto de Europa, la luz y la gasolina por ejemplo, pero nada, el combustible que se usa para traer las berenjenas desde el campo se compra en Bélgica que está más caro. Imagino yo.

Nuevamente, jugadas de despiste: de la mano nos llevan a que todo gire alrededor de esos mundiales de futbol y sus sinvergonzonadas de las que no quiero ni hablar. Ahora que para jugadas de despiste y de las gordas, lo del «descubrimiento de la fusión nuclear».
El tratamiento dado, y además con bombo y platillo, por la prensa no nos debe extrañar demasiado aparte de la intención de «serpiente de verano». Es fruto de la ignorancia colectiva y no sólo de los periodistas, que también. Uno de ellos, a la vista de lo de la fusión ha soltado la prenda de «que por fin se ha demostrado que la energía no se transforma». Y no lo han corrido a gorrinazos por las calles.
Ya vaticinamos estos frutos colectivos de cultura y formación a comienzos y mediados de los noventa, cuando la LOGSE y después las herencias cada vez tozudamente peores. Pero no sólo se nos ignoró sino que se nos tachó, y aún se sigue, de retrógrados, conservadores, darwinistas y fachas. Incluso en estos días, un psicopedagogo de la Universidad de Málaga se queja de los movimientos y opiniones «anti» que están proliferando. Para que vea que soy obediente y de izquierdas, he aplicado el método de proyectos tan predicado por los «moelnos»:

He ido a Almagro, provincia de Ciudad Real (aunque eso no se dónde se estudia ahora, que para eso están los GPS), he buscado a un propio cultivador de berenjenas; le he pedido su número de móvil, que eso si tenía y de última generación, y después me he dirigido a La Bañeza, provincia de León, encontrándome con un cultivador de judías blancas y he hecho lo mismo, el número de móvil. Sin que nadie se sorprenda y con el permiso de Vázquez Montalbán, me fui a Barcelona a dar con la Charo, la compañera-novia a ratos de Pepe Carvalho que no me quiso facilitar el número, que lo que fuera, en Barcelona en la calle Arco del Teatro, corazón del Barrio Chino. Accedí, todo sea por la psicopedagogía. Cité allí para pocos días después a los otros dos, viaje pagado por una editorial de renombre que patrocinaba el proyecto educativo. Pensión «El cerebro», una mesa amplia en el recibidor, sentados el de las berenjenas, el de las alubias y la Charo, el otro personaje de Carvalho, el Biscuter aparte por si hiciera falta y una botella de Anís del Mono por lo que pudiera pasar. A la Charo le di un rollo de alambre y a los otros dos sendos rollos pero más pequeños y dispuestos unos alicates en el centro para que se ayudaran en el elaboración del proyecto. Les he indicado que si me hacían caso y el proyecto salía bien, la editorial nos invitaba a gambas y tintero del bueno donde quisiéramos.
La Charo tenía que hacer con el alambre un cuadrado de cincuenta centímetros por cada lado. El de las berenjenas uno más chico, de treinta, y el de las habichuelas blancas, judías para los fisnos, otro de cuarenta.
Dobleces, tacos de la Charo que porqué la había tocado el más grande, los otros al intentarlo sólo con las manos que nos les salían bien las medidas; al final y con la ayuda y vigilancia del Biscuter para evitar el bebercio excesivo del Anís del Mono, quedaron acabados los tres cuadrados. Les hice que se dieran la mano y que pusieran el cuadrado correspondiente frente a cada cual y…..¡¡¡¡¡OH SORPRESA!!!!!, ¡¡¡LA SUMA DE LOS CUADRADOS DE LOS CATETOS ERA IGUAL AL CUADRADO DE LA HIPOTENUSA!!!.
Pitágoras, has quedado fatal, con nuestro proyecto educativo hemos superado siglos y además nos hemos motivado emocionalmente, el neuroanís ha hecho maravillas, los alambres durillos, pero ahora pelando gambas y con el tintorro te vas a enterar.
El viaje de vuelta de los «agrarios» lo hicieron felices, la Charo quedó con el Biscuter pidiendo más gambas y esperando la llegada de Carvalho para decirle que eran matemáticos de primer orden y sin saberlo.

Pues con la fusión nuclear casi parecido. Y eso que falta que confundan fusión con fisión , la de Lise Meitner, no de Fermi que se la adjudicó (otro caso de machismo científico). En fin, que por ahí van los tiros. Que nos vayan dando. Y mientras a respirar hondo porque hoy unos sesudos dicen que las embarazadas pueden comer jamón serrano sin problemas. Lo dicho.

Vamos a las imágenes de algunas cosas del Museo:

Insisto en las aves porque las evidencias de su disminución son indiscutibles. En este caso, las cercetas no son excepción. He ahí un ejemplar precioso de «Cerceta carretona» (Anas querquedula), como otras acuáticas del Museo, procedentes de Málaga.

Ya sé, ya sé, es muy feo pero no tiene culpa, que también es una criaturita. Es un pez conocido como bienio vivíparo y por otros como anguila hocicuda. Una vez más, de ahí la importancia de los nombres científicos, Zoarces vivíparus para todos. Es vivíparo evidentemente, que no sólo lo son las víboras.

Y un aparato curioso:

Se trata de una Lámpara de Locatelli. Funciona con aceite, y gracias al depósito trasero su funcionamiento dura bastante tiempo sin que se interrumpa. Su verdadera acción se basa en el espejo cóncavo tras la llama que irradia calor constante, de ahí su uso como aparato para las experiencias de difusión del calor, especialmente en el conocido «Banco de Melloni».

Y nada más en este casi final del dichoso 2022. ¿Felicito ya el 23?. Mejor me espero.
Como todos los años por estas fechas ya sabéis lo que voy a recomendar, mucha paciencia, buen humor y un bote de bicarbonato. Besos, abrazos y arrumacos.

28 comentarios en “Fosfatina

  1. M.+Luz+Casares

    Querido Luis.
    Hoy has estado sembrado. Y eso que no aclaras que como hay que descubrir in situ los lo teoremas solo aprenden uno o dos al año. Así nos va. Y yo asombrada por aquello de que la energía no se transforma. Mira que del periodismo “científico” lo espero todo, pero mi capacidad de asombro no tiene límites.
    Que pases unas felices pascuas y que al saborear el vinito te acuerdes de nosotros. Mil besos.

    Responder
    1. Luis Castellon Serrano Autor

      Muchas gracias Mary Luz. Máxime viniendo de una catedrática de Matemáticas. Ya estudiaré como descubren en plan «emocional» y de «competencias» los postulados de Bohr o las Leyes de Mendel (esto será divertido). Que Carvalho me eche una mano.
      Fuerte abrazo

      Responder
  2. Antonio Carvajal

    ¿La lucha contra las centrales nucleares es porque la Efusión Anonuclear con su Profusión atómica nos llevaría a una Hirosima universal o todo es Confusión mental?
    Por favor, contéstame antes del día de los inocentes y voy a darte un abrazo. Aunque prefiero el Machaquito seco.
    Salud y buen humor

    Responder
  3. Eduardo ortega

    Eres el monstruo de las galletas y me alegro que te sobornen convenientemente el hígado con alcohol y no con comisaría.
    Enhorabuena por esos 75 abriles y que todos veamos como cumples muchos más.
    Un fuerte abrazo de tu compa y amigo Eduardo

    Responder
  4. Antonio F.

    Ante todo, Felicidades por esos tres cuartos de siglo. Y que cumplas muchos más. Eres un trimestre más joven que yo.

    Por fin me he enterado del Teorema de Pitágoras ¡Qué bien explicao! El caso es que. entre los medios, la robotización del campo, etc., los catetos de hoy son menos, y ya no son como los de antes. Ahora, las hipotenusas, yo creo que hay más.

    Fuerte abrazo.

    Responder
    1. Luis Castellon Serrano Autor

      Gracias por tu felicitación, Antonio.
      Si el pobre Pitágoras levantara la cabeza probablemente me hubiera fulminado, aunque visto al personal lo hubiera comprendido. Lo próximo no se si será un proyecto para deducir el teorema de Nepper, pero me van a faltar hipotenusas y demás personajes Vazquezmontalbanos.

      Responder
  5. Miguel Angel Delgado

    ¡¡Que buen artículo!! y por lo que veo tienes un montón de ellos, no conocía tu blog, gracias por enviarmelo. Disfruta de esos ricos vinitos, cuando vengas a Soria en mayo, ya te tendremos preparados otros deliciosos de la Ribera del Duero.
    FLZ 2023

    Responder
    1. Luis Castellon Serrano Autor

      La Charo es una fulana del barrio chino barcelonés. La compañera de Pepe Carvalho, el personaje de Vázquez Montalbán, así como el Biscúter es otro que por ahí anda. Por eso pongo a la Charo de hipotenusa.
      Fuerte abrazo y gracias por intervenir Pepe Luis.

      Responder
  6. Amalia Rodríguez

    Hola , Luis ! Felicidades por esos tus primeros 75 años ! Eres un chaval !! Estás muy favorecido con ese bodegón de categoría que te han regalado. Me ha encantado tu evocación de la Charo, Biscuter y Carvalho, esos personajes increíbles de V. Montaban entre cercetas , la fusión/ fisión de la Energía, el analfabetismo reinante y….. esa lámpara maravillosa , la Locatelli , que más quisiera la de Aladino. Me pienso encomendar a ella a ver si el 23 viene con mejores humos. Un abrazo.

    Responder
    1. Luis Castellon Serrano Autor

      Amalia, muchas gracias. Los personajes Vazquezmontalbanos dan mucho de si, pero a ver como los encajo para las Leyes de Mendel. Creo que no correré el riesgo.
      En efecto, la Lámpara de Locatelli es un puntazo de diseño. Ojo, ese modelo, que hay otras que son una catetada.
      Aunque seas mayor que yo, muchas felicidades con retraso. Besos

      Responder
  7. Paco Moya

    Muchas felicidades con retraso amigo Luis,

    El artículo de hoy un gustazo, vaya historia y vaya desenlace. Grande Montalbán

    Creo que voy a probar la teoría del neuroanis

    Un fuerte abrazo

    Responder
    1. Luis Castellon Serrano Autor

      Querido Pco, a Vázquez Montalbán hay que reivindicarlo como a otros muchos.He cometido la osadía de tomar algo de él para una aplicación psicopedagógica-emocional tan en boga.
      Lo del neuronís lo aplaudo, pero con mesura, tiene una salida regular. Abrazos Paquito.

      Responder
  8. Jose Enrique Moratalla Molina

    Después de estos dias , como todos los años,… saludos , mensajes, comidas , postres y dulzainas acabas hecho….Fosfatina. Por eso es bueno releerte , para disfrutar con La Charo y el Biscuter, tu magnifico disco duro de ingenio y memoria con los aditamentos de sal pimienta y clavo…….te devuelven a la normalidad del dia a dia sin » Fiestas » ( no tiene uno el cuerpo para tanta, ni tanto »
    Deseo para el venidero 2023 , inicio de us segundos 75 ; sigamos disfrutandote y medicandonos con otros fármacos de tu creacion y no con la monotonia, el tedio y los exabruptos que a diario nos obsequia la prensa algo prisionera de tendencias, cuerdas y subenciones.
    Feliz Navidad para tí y los tuyos. Un abrazo

    Responder
  9. José+Cecilio+Cabello+Velasco

    El número de móvil del agricultor de Almagro me interesa, pues desde que me casé con mi manchega y descubrí las berenjenas en vinagre, me hice adicto de tan rico aperitivo.
    Yo si os felicito, a ti y a tu Señora, el año a punto de comenzar, que ojalá sea mejor que el que se acaba.
    Un abrazo.
    José Cecilio

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *